fbpx
Buscar:
Llámanos al 964 10 11 21
C/ Mayor 21, 2º, 1, Castellón

Blog

CARILLAS DENTALES: Aspectos a tener en cuenta antes de tratarte con carillas

CARILLAS DENTALES: Aspectos a tener en cuenta antes de tratarte con carillas


Dr. Vicente Berbís
Especialista en Estética y Rehabilitación Oral

¿Qué son las CARILLAS DENTALES?

 
Nos referimos a carillas dentales de forma generalizada, indistintamente del material empleado, cuando vamos a realizar restauraciones que van a cubrir parcialmente la superficie de los dientes mediante adhesión dental, dando una nueva apariencia a la parte de los dientes que mostramos, su cara “vestibular” o “bucal”, dejando la partes “palatinas” o internas de los dientes sin cubrir.
 
 

¿Cuándo están indicadas las carillas dentales?

 

La indicación depende de cada caso, y hay varios factores que nos pueden llevar a plantearnos un tratamiento con carillas dentales, como son:

  1.  La POSICIÓN de los dientes: si no están bien alineados o están ligeramente montados. Aunque en la mayoría de casos la ortodoncia será la primera opción en estos tratamientos, bien porque solucione el problema evitando el tratamiento con carillas, o bien porque mejore el punto de partida y permita realizar el tratamiento de carillas con un mejor resultado estético y siendo más conservador con los dientes, ya que en los casos donde están mal colocados los dientes y optamos por la realización carillas directamente sin ortodoncia previa, a menudo obliga a una mayor preparación de los dientes, siendo menos conservadores.
  2. El DESGASTE dental: las carillas son un buen tratamiento para reponer la estructura dental (esmalte, dentina) que puede haberse perdido bien por desgaste debido a hábitos como el bruxismo, o bien por fracturas debido a un traumatismo. En ambos casos las carillas repondrán la estructura faltante y devolverán una apariencia estética y rejuvenecida a la sonrisa.
  3. Presencia de ESPACIOS entre los dientes: en ocasiones observamos “triángulos negros”, como secuela de problemas periodontales tratados, que pueden requerir de uso de carillas para mejorarlos. En otras ocasiones el espacio entre los dientes es una separación completa desde la encía hasta el borde incisal, en tal caso se denomina “diastema”, y puede deberse a múltiples motivos, como dientes más pequeños de lo normal, agenesias, etc. Las carillas pueden estar indicadas también en estos casos para devolver una adecuada proporcionalidad entre los dientes y cerrar los espacios.
  4. El COLOR oscuro de los dientes también suele ser uno de los motivos que suscitan el tratamiento con carillas, habitualmente de porcelana, para lograr un mejor camuflaje del color. Los casos más difíciles son los casos de tetraciclinas, donde se observa un característico color grisáceo-anaranjado en patrón de bandas muchas veces. Siempre combinamos el tratamiento de carillas con el de blanqueamiento dental en estos casos para potenciar el resultado.
En el caso A podéis ver el antes y el después de un tratamiento con carillas de porcelana en una paciente con color desfavorable por tinción por tetraciclinas, donde se combinó el tratamiento de carillas con el de blanqueamiento dental.
En el caso B, se trata de unas carillas de composite para el cierre de triángulos negros (tonteras) y corrección desgaste y color.

¿De qué MATERIAL son y cómo se confeccionan? ¿qué es mejor la PORCELANA o el COMPOSITE?

 
Las carillas dentales, se confeccionan normalmente en 2 materiales distintos, la porcelana dental (cerámica) o la resina compuesta (composite). Cada material tiene sus peculiaridades (ventajas e inconvenientes), que conviene conocer antes de tomar una decisión:

PORCELANA:

  • Se confeccionan en un laboratorio de prótesis dental. Técnica indirecta.
  • Necesitan al menos 2 sesiones de trabajo.
  • La porcelana mantiene el brillo a largo plazo.
  • Es complicado que llegue a desgastarse. Tiene mayor dureza que el esmalte dental.
  • Si se fractura, tiene complicada reparación y a menudo obliga a sustituir la carilla.
  • Normalmente requieren de preparación dental en zonas selectivas, ya que ocupan 0.3-0.5 mm de grosor, y no nos interesa un sobrecontorno del diente en la zona más cercana a la encía, que pueda inflamarla.

COMPOSITE:

  • Se realizan directamente en la boca del paciente. Técnica directa.
  • Necesitan al menos 1 sesión de trabajo.
  • El composite no mantiene intacto su brillo, requiere de repulido con el paso de los años.
  • Puede desgastarse en función de los hábitos del paciente con el paso del tiempo, es menos duro que el esmalte.
  • Si se fractura o se desgasta, se puede reparar fácilmente, rehaciendo la porción de carilla dañada en una sesión.
  • Normalmente, salvo que necesitemos un espacio adicional para camuflar un color muy desfavorable, no requieren de preparación dental, por eso se suele decir que es un tratamiento reversible. 
En el caso C se puede ver el antes y después de un tratamiento con carillas de composite para mejorar el color y corregir el desgaste dental por bruxismo.
En el caso D el tratamiento realizado ha sido el de carillas de porcelana recuperando el desgaste por bruxismo y a su vez cerrando tanto troneras como diastemas (espacios entre los dientes).

En muchas ocasiones, la decisión de cerámica o composite responde a criterios técnicos donde el profesional clínico os ayudará y aconsejará lo mejor en vuestra situación, siendo en muchos casos aconsejable o posible la combinación de los materiales en diversos dientes, por ejemplo, aplicar carillas de cerámica en incisivos, pero de composite en caninos y premolares. Es una cuestión a valorar en el estudio preliminar.

En los siguientes casos se han combinado carillas de composite y de porcelana según las necesidades, apreciándose una integración de ambos materiales sin que se identifique dónde hay cerámica y dónde composite:

Ambos materiales son buenos y tienen su indicación según el caso, por eso lo más importante es un correcto diagnóstico estético y funcional, fijar los objetivos deseables junto con el/la paciente, y valorar necesidades de tratamientos adicionales de cara a obtener el mejor resultado posible, una vez se toma la decisión de mejorar la sonrisa. 
En Clínica Berbís Estela realizamos un diseño de sonrisa previo que nos permita visualizar esos objetivos de tratamiento y nos ayude a tomar las mejores decisiones para nuestros pacientes.
);